rtpa.es - Radiotelevisión del Principáu d'Asturies

Radiotelevisión del Principado de Asturias | Radiotelevisión del Principáu d'Asturies
TPA
TPA Directo

Cargando ...

RPA
RPA Directo

Cargando ...

Tiempo hoy
Tiempo mañana
Tiempo pasado
El tiempo en Asturias

...

HOY, mañana y pasado

RTPA, 19-06-2013 20:53

Preocupación por el argayo que mantiene desalojados Sebrango y Los Llanos

Los habitantes de Sebrango y Los Llanos, en Cantabria, en el límite con Asturias, han sido desalojados de sus casas a causa del argayo caído el lunes.

El argayo de Camaleño, en Cantabria, continúa su avance, según aseguran los geólogos que se encargan de vigilarlo, convencidos de que se avecina un fuerte desprendimiento ladera abajo. Una vez que los vecinos han sido desalojados, todos los esfuerzos se concentran en la carretera, la de acceso a Fuente Dé, que podría quedar contada.

Sólo la Guardia Civil y  los geólogos se aventuran carretera arriba y para todos los demás, el acceso está prohibido. Hay riesgo elevado de desprendimiento desde el jueves, al haberse reabierto un viejo argayo de enormes dimensiones que hoy, la niebla, sólo deja adivinar.

Las rocas ya han dañado las viviendas de Sebrango, pueblo de cuatro vecinos. Más abajo, los evacuados son 40. El pueblo de Los Llanos lleva dos días desalojado ya que se encuentra en una de las posibles trayectorias del argayo y a la zona podrían llegar el barro y las piedras con una velocidad de entre 80 y 90 kilómetros por hora. 

La hipótesis que mantienen algunos expertos es que el argayo tomará dirección este. Las autoridades se ponen en lo peor en cuanto a daños. El alcalde de Camaleño, Cantabria, Óscar Casares, ha explicado que un restaurante, una vivienda y una nave ganadera estarían afectadas, además del corte de dos carreteras y se podría incluso cambiar el cauce del río con los problemas que ocasionaría en pueblos que están situados más abajo. 

Jesús García, vecino evacuado de Los Llanos, denuncia que su familia alertó del riesgo hace ocho años y entonces "se podían haber canalizado las aguas, reventar las piedras y se habría evitado el problema pero ahora lo único que se puede hacer es esperar a que baje". Él y su esposa, Francisca Fernández, natural de Sotres, han tenido que abandonar su casa-restaurante. 

El corte de la carretera,  único acceso a Fuente Dé, sería catastrófico para toda la zona, puerta a los Picos de Europa para más de 600.000 turistas al año. 

Comparte la noticia

  • -
  • 0
  • 0

Publicidad